Calle Las Camelias 790 Of. 501 - San Isidro
(511) 708-8600
informes@gbs.pe

La era digital, un reto para todos

La evolución hacia la era digital continúa en proceso. De la mano de la globalización, los avances tecnológicos no llevan fecha de vencimiento, al contrario, están dando la hora del día y no planean detenerse. Las empresas, y específicamente el sector financiero, ejercen estos cambios debido a que sus clientes reclaman que sus necesidades sean satisfechas en el menor tiempo posible, ya sea a través de un solo clic, un dispositivo electrónico, o a través de la red y sin tanto papeleo. Suena fácil, pero ¿estarán las empresas preparadas para la nueva era digital?

Sin duda, este escenario plantea muchas ventajas, sobre todo, relacionadas con la inmediatez y comodidad para el usuario. De modo que, las empresas muestran bastante apertura para adaptarse a esta era digital. Estos cambios se traducen en más competitividad y en este sentido, es importante lograr la diferenciación. Debido a esto, las empresas están enfocadas en ofrecer un servicio que evolucione en todos los aspectos para retener al cliente.

Hoy, cualquier servicio financiero puede ser parte del mundo digital, es por ello que cada vez vemos más aplicaciones de banca por Internet, para el smartphone, token virtual, entre otras innovaciones. ¿Es la Digitalización un reto para las compañías? Pues, aquellas que se adapten más rápidamente al nuevo escenario serán capaces de atraer al usuario y mantenerlo, gestionando de la manera más optima sus trabajos, y facilitándole sus tareas, y, sobre todo, ahorrándole el mayor tiempo posible.

Ser flexible para adaptarse

Para acomodarse positivamente en este nuevo contexto tecnológico, es preciso contar con herramientas avanzadas. La digitalización requiere de mucha innovación e intelecto para así brindar novedades a los clientes en el mercado. Por ejemplo, la robotización, la inteligencia artificial o herramientas de analítica de data, son algunas ideas que propiciarán más eficacia y calidad, y así revolucionarán el mundo.

Un papel importante en esta evolución lo juega la dirección financiera. Los responsables deben adaptarse a este cambio en todas sus variables. Tienen un amplio conocimiento de la empresa que les permite conocer en profundidad esas necesidades del cliente y, por ende, utilizar las últimas técnicas para lograr un trabajo más minucioso, más accesible y buscar vínculos más solidos con el usuario para responder con éxito a sus nuevas necesidades.

Por otro lado, este proceso de cambio constante y renovación, obliga a las cabezas de las empresas a estar atentos. Con más razón, las del sector financiero. Puesto que, la capacidad de la banca para adaptarse a la nueva economía digital determinará su éxito.

Siempre mirar hacia adelante

Lo más importante dentro de la alta competencia que se vive hoy en día, es precisamente enfocar la atención en el propio negocio, y no perderlo de vista como consecuencia de la entrada de nuevos competidores. Los esfuerzos se encaminan a innovar y actualizar los sistemas propios de la empresa y modelo de trabajo en pro de las tecnologías y herramientas emergentes.

Las nuevas necesidades de los clientes son las que promueven los cambios en el mundo y la competitividad son algunos de los factores que invitan a actualizar el modelo de negocio en el sector financiero, y a colocar la innovación y la tecnología en el centro de su estrategia, para, así, posicionarse positivamente en la era digital.

 

Nuestro servicio de respuesta es muy rápido. Escríbanos sus consultas y le responderemos a la brevedad.