Calle Las Camelias 790 Of. 501 - San Isidro
(511) 708-8600
informes@gbs.pe

La comunicación como clave del éxito

¿Sabías que el 15% de pérdidas de una empresa se podrían solucionar con comunicación interna? Además, con esta herramienta se refuerza el compromiso, se motiva a las personas, y así, se alcanzan los niveles de productividad deseados.

Nuevas necesidades

La comunicación interna es aquella dirigida al cliente interno, es decir, al trabajador. Nace como respuesta a las necesidades actuales de las compañías; las cuales se centran en motivar a su equipo humano y retener sus talentos en un entorno empresarial donde el cambio es cada vez más rápido. Una vez más, recordemos que las empresas se crean, se mantienen y persisten gracias a sus equipos humanos. Por ello, motivar es visionar buenos resultados en un futuro a corto y largo plazo.

La comunicación interna se convierte, hoy en día, en una herramienta estratégica que da respuesta a estas necesidades organizacionales, pero que también aumenta el sentimiento de pertenencia de los trabajadores.

Integrar más que informar

Para aumentar este nivel de productividad, el colaborador debe sentirse a gusto e integrado dentro de su empresa. Por ejemplo, un trabajador que esté dispuesto a dar todo de sí mismo es aquel que está bien informado, que conoce la misión, filosofía, valores y estrategia.

No hay personal más eficiente que aquel que se siente feliz de asistir a su jornada laboral. Para construir este sentimiento, la empresa debe planificar un programa de comunicación que incluya estos objetivos:

  • Informar sobre lo que ocurre dentro de la empresa
  • Motivar a los colaboradores
  • Establecer una línea de comunicación entre los stakeholders internos.

No obstante, todavía existen compañías que confunden la comunicación con la información. La diferencia es bastante clara: la información consiste en la emisión de mensajes continuos. Mientras que la comunicación comprende el envío y recepción de mensajes por parte del emisor y del receptor respectivamente. Es decir, una empresa que desee prosperar en el entorno actual, debe ser abierta al diálogo. Así mismo, este flujo de ideas y mensajes debe ser constante. El feedback es fundamental en este tipo de planeamiento comunicacional, pues ayudará a esclarecer procesos para llegar a las metas planteadas por los directivos; además, brinda tranquilidad a los trabajadores para que se expresen y sepan que son escuchados.

Algunas iniciativas de comunicación interna eficiente son las siguientes: ¿Cuántas de estas son llevadas a cabo dentro de tu empresa?

  • Revista digital.
  • Reuniones aleatorias.
  • Manual de bienvenida.
  • Revista interna impresa.
  • Jornadas de puertas abiertas.
  • Convención anual.
  • Tablón de anuncios.
  • Teléfono de información.
  • Reuniones con la dirección.
  • Buzón de sugerencias.

Construir un camino en base al diálogo

Los beneficios de implementar un plan de comunicación interna van más allá de mejorar el clima laboral y evitar la rotación. Es decisiva para optimizar procesos ya que satisface las necesidades propias de la empresa y contribuye a alcanzar los objetivos finales de la misma. Además, es una vía para que las personas, mediante la transparencia y el feedback, se sientan más involucradas en sus actuaciones del día a día y así, aumente la motivación laboral. Por otro lado, tiene un carácter dinámico, es decir, se adapta junto con la organización, es flexible y maximiza el aprovechamiento de las oportunidades que brinda el entorno.

La comunicación interna sigue siendo un reto para las pequeñas y medianas empresas del presente siglo; no hay que perder de vista los objetivos, si se quieren resultados satisfactorios por parte de los clientes externos se debe cuidar al cliente interno primero, pues es este último quien hace posible que los procesos se lleven a cabo.

Por lo tanto, no descuiden a sus colaboradores ni dejen la comunicación interna para áreas como Recursos Humanos o Marketing; evalúen la posibilidad de crear un área de Comunicación Interna que se encargue de difundir la cultura de la empresa, un clima laboral de confianza y motivación; pues sólo así será más competitiva y rentable; además de convertirse en un centro de desarrollo personal y profesional para sus empleados.

 

 

Nuestro servicio de respuesta es muy rápido. Escríbanos sus consultas y le responderemos a la brevedad.